- As Seen On -

Soy Sonia Rico,

Coach transformacional y me apasiona acompañar a las personas en momentos de transformación en sus vidas.

Todo empezó… Cuando regresé de Irlanda.

Me había ido enviada por la empresa multinacional en la que estaba contratada para trabajar durante un año. Era el regalo de una oportunidad para mejorar mi inglés.

Cuando pasó esa experiencia tenía muchas ganas de regresar a Barcelona, mi ciudad, para estar cerca de mi familia y amigos, disfrutar de planes culturales y de la playa y de volver a entender todos, absolutamente todos, los chistes.

Sin embargo me sentí muy desubicada, inestable, extraña…y cuando intentaba racionalizarlo no entendía por qué me sentía así. Tenía lo que deseaba: volver a casa y todo había ido bien. Había aprendido mucho, había viajado por todo un país…hasta que al cabo de un tiempo empecé a darme cuenta de que los zapatos, unos monísimos de tacón medio que había dejado en el recibidor antes de marcharme a Irlanda, me apretaban.

 Sí, me apretaban, y cada vez más. 

Yo me los tenía que seguir poniendo cada día para ir a trabajar cada mañana y cada vez el dolor era más insoportable.

Pasó tiempo, tan racional como soy, hasta que comprendí que esos zapatos ya no eran de mi talla. A los zapatos no les pasaba nada, continuaban siendo muy bonitos, pero mis pies, en definitiva yo, ya no era la misma persona y no lo iba a volver a ser por mucho que me empeñara en ponerme esos zapatos.

Decidí que debía hacer algo para dejar de sufrir: salir a buscar otros zapatos, o lo que es lo mismo, admitir que esa etapa de mi vida había terminado. Necesitaba cambiar.

A menudo sufrimos mucho ante el cambio porque solemos asóciarlo a situaciones de incertidumbre, a falta de control de los factores o situaciones que nos tocará vivir, y admitámoslo ante la inseguridad de no estar a la altura de lo que la nueva situación requiera.

Pero es cierto que las únicas certezas que tenemos en la vida y, siento decirte esto de forma tan contundente, son dos: que el cambio es inherente a la vida y que todos nos vamos a morir. Entonces ¿tiene sentido luchar contra esto?

En nuestra cultural con el cambio pasa como con la muerte, lo evitamos, lo percibimos como algo negativo, lo rechazamos como si se tratase de una enfermedad incurable, no queremos que llegue pero es que…va a pasar ¿no te parece más inteligente prepararte para ello y asumirlo?

Nuestra vida es una sucesión de etapas o como a mí me gusta llamarlo microvidas. Me gustaría que pensaras en tu vida así. Que pienses en que a veces una ciudad, un trabajo una relación, una amistad…han formado parte de una época de tu vida, que luego te mudaste de colegio, de ciudad, cambiaste de pareja, te quedaste soltera, tuviste hijos, te despidieron de tu trabajo y seguiste adelante. Eso son microvidas todas contenidas en una sola: la tuya.

A veces estos cambios nos son impuestos y otras veces se pueden buscar de forma proactiva lo importante es que no te quedes estancada. Que si te viene una ola inesperada sepas cogerla para no ahogarte y que si sientes que los zapatos te aprietan como me sucedió a mi tengas la actitud de reconocerlo y cambiar.

Es natural que en nuestro tránsito por nuestras microvidas vayamos cambiando, evolucionando. Pregúntate si tú eres la misma persona que hace diez años, por ejemplo. Si crees que no, alégrate ¡vas bien! El proceso natural es de evolución y aprendizaje.

Vamos a basarnos en uno de los pilares del coaching, la honestidad: sé honesta contigo misma cuando te hagas las preguntas que te voy a plantear a lo largo de este libro, si te vas a mentir no sirve de nada que quieras emprender este viaje a un nuevo estilo de vida que se basa en la aceptación de que las etapas se acaban, de que pasamos de una microvida a otra, que es normal y que la actitud con que lo afrontas lo es todo. Ante todo honestidad.

Otra idea en la que creo firmemente que quiero transmitirte es la calma. El cambio se asocia a la acción, la agresividad, atención excesiva, el estrés…y no tiene por qué ser así ya que si aceptas e identificas que estás en ese proceso lo puedes llevar a cabo con una actitud smoothy. Acepta y sonríe ante el futuro.

Hay algo que te acercará al cambio que deseas, le darás la bienvenida. Me refiero a pensarte en esa misma relación de la que quieres salir, en ese trabajo que no te aporta nada, en ese piso que se hace tan incómodo…si insistes en permanecer ahí ¿cómo crees que te vas a sentir en un par de años? Perderás la alegría y no encontrarás un sentido a tu vida por no hablar de la autoestima.

Puedes pasarte años o la vida entera dándole vueltas a los porqués, lamentándote por no encontrar el arrojo suficiente para hacerlo pero te vas a desgastar física y emocionalmente y no vas a avanzar.

Por eso es tan importante que seas honesta contigo misma, que mires con serenidad esa etapa que se terminó, que sepas reconocerlo que le des la espalada con arte. No hay razón para irse mal de los sitios, ni de las empresas, ni de las personas, ni de los vecindarios. Puedes y debes hacerlo bien para cerrar ese ciclo con amor. Dando las gracias por el aprendizaje y el desarrollo que te trajo y reconociendo, desde el cariño, que ya no te aporta más, que no te hace feliz, que quieres pasar a tu siguiente microvida.

Querida, lo sabes, si tú sientes que ya no encajas allí, en ese grupo de amigos, en ese matrimonio, en esa oficina, en ese corazón, da la espada, con arte, pero hazlo y mira en el presente con qué cartas cuentas para jugar lo mejor que puedas.

A lo largo de este libro voy a acompañarte para que identifiques esas cartas, para que puedas hacer esa transición a tu siguiente microvida de manera positiva y para ello vamos a utilizar el poder de las palabras y las cartas.

Y ahora dime ¿qué zapatos quieres ponerte hoy?

(Visited 242 times, 1 visits today)

Quiero darteMás Información

¡Suscríbete y obtén gratis las plantillas y pautas de las 7 Cartas Generativas que tengo para ti!