Cartas a un joven poeta

Este en un libro breve que cualquier aspirante a escritor@ debería leer y leer durante toda la vida, esta es mi recomendación siempre, siempre y te cuento por qué.

Se compone de 10 cartas que Rilke escribió a un joven aspirante a poeta. Hasta aquí bastante predecible por el título pero este libro breve pero intenso esconde un pequeño misterio que algunas pernas no saben.

¿Existió de verdad ese joven poeta?

Sí, fue Franz Xaver Kappus. A los 19 años siendo cadete de la academia Militar Theresian en Austria decidió empezar su correspondencia con Rilke al saber que éste había sido alumno de la academia. Franz tenía aspiraciones literarias y le pidió consejo para sus escritos.

Franz Xaver Kappus

Estas 10 cartas fueron escitas por Rilke a Franz entre 1903 y 1908. Son cartas extensas y generosas ya que de ellas se deprende que Rilke de verás le ponía empeño en dar lo mejor de sí al joven poeta. En ellas le habla de la inspiración, de la soledad, de la muerte, de la religión…son en resumen la esencia del alma de Rilke.

Rainer Maria Rilke

Si su vida diaria le parece pobre, no se queje de ella; quéjese de usted mismo, dígase que aún no es lo bastante poeta como para convocar su riqueza, pues para el creador no existe pobreza ni lugar pobre o indiferente. Y si usted estuviera encerrado en una prisión, y sus muros no dejaran llegar a sus sentidos ningún rumor venido de fuera, ¿no seguiría teniendo su infancia, esa riqueza deliciosa y regia, ese lugar mágico de los recuerdos? Dirija hacia allí su atención. Intente desenterrar las sensaciones sumergidas de ese pasado lejano; su personalidad se fortalecerá, su soledad se hará más grande hasta convertirse en una estancia en penumbra donde el estrépito de los otros pasará de largo, a lo lejos.

Cartas a un joven poeta

Rilke le va escribiendo las cartas  a lo largo de estos años desde diferentes lugares como Alemania, Italia…él ya contaba con cierto renombre sin embargo sorprende que en una de ellas comenta a Franz que no tiene dinero para enviarle uno de sus libros ya que no puede comprarlos. Una vez más esto me hace pensar en la vida rozando la miseria que han llevado muchos genios artistas como él o como el pintor Vi cent Van Gogh, que pasó muchos apuros y su hermano Theo le mantuvo casi toda su vida.

Cartas a un joven poeta

A pesar de las dudas que mostró Franz a continuar con la carrera militar finalmente lo hizo y estuvo 15 años como oficial del ejército austrohúngaro aunque también trabajó como editor de un periódico, escribió poemas, cuentos y adaptó varias obras a guiones de películas aunque no obtuvo fama en el mundo literario.

Sin embargo Franz guardó estas cartas y se publicarlo en 1929, esto fue 3 años después del fallecimiento de Rilke.

Me pregunto qué le hubiera parecido esto a Rilke ya que estas cartas nunca fueron escritas para ser publicadas sin embargo como sucede con el género epistolar me alegro personalmente de que se publiquen cartas ya que son un documento único para entender bien a estos genios, su época, sus pensamientos, cómo vivían y muchas veces como sucede en las Cartas a Theo de Vincent Van Gogh hasta profundizar en su procesos creativos.

Hoy, sólo quisiera decirle dos cosas:
Ironía: No se deje dominar por ella, especialmente en los momentos no creadores. En los creadores, trate de utilizarla como un medio más para comprender la vida. Usada puramente, es también pura. Y no hay que avergonzarse de ella. Si con ella se siente usted demasiado familiarizado; si teme la creciente intimidad con ella, vuelva entonces a los temas grandes y serios; ante éstos se torna pequeña e inerme. Busque lo profundo de las cosas: hasta allí nunca desciende la ironía…; y si usted, así, al borde de lo grande la conduce, comprobará a la vez si esta manera de concebir surge de una necesidad de su ser. Pues por el influjo de las cosas serias, o se desprenderá de usted (si es cosa casual) o se fortalecerá (si realmente le es innata) hasta constituir un noble instrumento que se ubicará en la fila de los medios con qué usted tendrá que formar su arte.
Y lo segundo que hoy quería contarle, es esto:
De todos mis libros, pocos me son indispensables; pero hay dos que están entre mis cosas dondequiera que me encuentre. Están también aquí, entorno mío: la Biblia y los libros del gran poeta danés Jens Peter Jacobsen.

Cartas a un joven poeta

(Visited 3 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *