La Gratitud

Para mí la gratitud es una de las palabras clave en un proceso de Coaching y te voy a explicar por qué.

Voy a empezar con una sencilla definición que nos ayude a centrarnos. Cuando hablamos de gratitud nos referimos a un sentimiento o una emoción que se deriva de algo bueno que se ha recibido.

Ahora puedes decidir si quieres segur leyendo o escucharme en Podcast, para ello haz clic aquí.

En todas las religiones está presente la gratitud en una u otra forma como uno de los principios básicos y las religiones (aunque profeses o no cualquiera de ellas) lo cierto es que tiene una conexión directa con la espiritualidad del ser humano, así que esta palabra va directamente a tocar lo más hondo de nosotros como humanos.

Dentro de la psicología positiva la gratitud ha sido objeto de estudio y establece una diferencia entre:

El estado de gratitud que se refiere a la recompensa a corto plazo y a los rasgos de gratitud que constituyen algo duradero en la manera de ser de la persona.

Conviene aquí mencionar algo que, probablemente, ya has escuchado, se trata de la relación que tiene vivir con gratitud con el bienestar emocional. En general, podemos decir que las personas agradecidas son más felices porque se sienten más satisfechas con sus vidas y de esta manera general más control sobre las circunstancias de su vida, se ocupan de su crecimiento personal y se aceptan tal y como son.

Si muchos estudios refuerzan estas afirmaciones entonces parece claro que es hacia ser agradecidos hacia donde conviene ir y, como dijo Cicerón: la gratitud no solo es la más grande de las virtudes sino que engendra todas las demás.

¿Por qué no nos esforzarnos un poquito en ser más agradecidos?

Se puede “aprender” a ser más agradecido y te voy a dar unos tips para que puedas empezar a cultivar poco a poco esta virtud.

La base es que tomes conciencia de las cosas que están a tu alrededor, de las personas que forman parte de tu círculo, de los pequeños detalles que te hacen sentir bien. Y pensarlas.

Despréndete que querer tener el control de todo y verás que si dejas a la vida fluir vendrán cosas que agradecerás ya que quitarán de tu vida las expectativas que tanto daño hacen cuando no se cumplen, y recuerda que lo que mayor alegría da son las cosas que no se esperan.

Descubrirás que la gratitud trae el perdón. No sirve de mucho arrepentirse de experiencias pasadas, de decisiones incorrectas, si decides dar las gracias por la experiencia vivida te acercarás reconciliarte con el ayer, te traerá paz y una visión positiva para tu futuro.

Cuando das las gracias por lo que tienes lo que ocurre es que ya no necesitas nada más. Y cuando no necesitas ya lo tienes todo.

Tendrás días buenos y tendrás días malos y el camino es aceptar ambos, todos, ya que ambos son necesarios. Los malos te traen aprendizaje y siempre es acertado mostrar gratitud por eso ya que todas las cosas que te han sucedido en la vida han hecho que avances.

A veces solo esperamos y esperamos recibir, pero olvidamos devolver. Hazte consciente de todo lo que la vida te da, agradece y devuelve a los demás.

Como ves esto es un estilo de vida y hacerlo un rasgo más que una emoción a corto plazo te hará más feliz.

Por último quiero compartir contigo una frase de la escritora y activista afroameriana Maya Angelou:

“Que la gratitud sea la almohada a la hora de recostarte y la fe el puente que pase por encima de la maldad y el que le de entrada a lo bueno”

¡Hasta la próxima palabra!

(Visited 71 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *