La poesía que renace con los 140 caracteres

Hace unas semanas ya comenté en el blog que la poesía está resurgiendo (afortunadamente para todos) después de un largo semi-olvido. Si ser lector es algo cada vez más minoritario, el ser poeta se encontraba en un lugar más escondido aun. Ahora gracias a Twitter y la inmediatez de esos 140 caracteres la poesía cobra nueva vida.

Las redes sociales y no solo Twitter, si no también Instagram, están dando una nueva vida a este género. Y parece que no es una corriente pasajera y que muchos poetas han venido para quedarse.

Que algo grande se está moviendo lo ponen de relieve actos como que una modelo como Karlie Kloss parafrasee a un poeta en Instagram para dedicarle a su marido:

My atoms love your atoms. It´s chemistry.

Esta cita es de @tticuspoetry, una cuenta a la que sigue más de un millón de personas.

 

Y, tenemos otros ejemplos como Rupi Kaur. Una ilustradora, poeta y actriz hindú-canadiense que saltó a la fama con la publicación de Milk and honey en 2014.

Ya cuando estaba en el instituto empezó a escribir con su nombre en Tumblr y en 2014 trasladó esta labor a Instagram añadiendo ilustraciones minimalistas. Toda su escritura está en minúsculas y el único signo de puntuación que utiliza es el punto, según ella para honrar a la escritura Gurmukhi, que forma parte de sus raíces. Sus poemas son sencillos para llegar a más personas y trata temas como el abuso, el amor, la feminidad y el desamor.

Puedes encontrar sus libros en español o seguirla @rupikaur_

no quiero tenerte

para llenar mis partes vacías

quiero estar llena conmigo

quiero estar tan completa

que pueda encender toda una ciudad

y luego

quiero tenerte

porque los dos juntos

podríamos

prenderle fuego.

 

Más cerca tenemos en Marwan que superó los 80000 ejemplares de venta con Todos mis futuros son contigo y con su nuevo libro publicado Los amores imparables parece que va por el mismo camino.

Marwan es un cantautor y poeta español. Cuando tenía 15 años se compró una guitarra para tocar música heavy con sus amigos, sin embargo, sus principales influencias fueron Serrat y Joaquin Sabina y, sin duda, estas fueron decisivas y le llevaron a hacer su carrera por otros derroteros. Empezó grabando sus discos por su cuenta con el dinero que ahorraba con sus primeros trabajos y más tarde editó su primer libro de poemas La triste historia de tu cuerpo sobre el mío.

Ya he probado las prisas

el sexo expres y los amores

precipitados

la abolición de los preliminares

los ombligos pasajeros

Lls te quiero a primera vista

los cuerpos fugaces

las bodas en las vegas

las cremalleras atropelladas

me enamoré de desconocidas

y las desquise contrarreloj

ya no quiero eso.

necesito amor a fuego lento.

Síguelo en @marwanoficial

 

Es cierto que este fenómeno en las redes está recibiendo críticas de algunos sectores ya que consideran que esta poesía no es digna de su antecesora pero también es cierto que no podemos negar el hecho de que la gente más joven siente que estos versos les llegan de una manera fresca y directa y que conversan con ellos. Así que no podemos negar las evidencias.

Las maneras de comunicarnos y de llegar a los lectores están cambiando y muchas veces esos lectores que conocen al poeta por Instagram o Twitter van a indagar más si les ha gustado, siguen, buscan y posiblemente compren el libro y lo recomienden ¿a quién hace daño eso?

Es una realidad que publicar los poemas en las redes tienen ciertas ventajas: la inmediatez, feedback instantáneo y visibilidad internacional.

Y, terminamos con otro poeta cercano también, que a mi particularmente me gusta mucho,  Jotasantatecla síguelo en @jotasantatecla

Este valenciano se trasladó a Madrid en busca de más oportunidades para un libro que tenía en mente. Le llaman el “poeta del metro” porque fue ahí donde encontró su oportunidad. Él mismo cuenta que, en un trayecto de metro en Madrid, coincidió con un músico que pidió palabras a los transeúntes para armar una canción y que aquello le pareció tan bonito e inspirador que decidió dejar poemas en algunas estaciones de metro para que la gente los disfrutara en sus trayectos. Debajo de cada poema ponía su red social y fue así como empezó a tener seguidores.

Ha publicado el poemario Niño mudo en 2018 con Valparaíso Ediciones. Este poemario habla de recuperar nuestro amor primero, pero se convierte en un niño mudo cuando ve que esto no es lo que más le conviene porque estar bien con uno mismo es más importante.

He terminado un poema

No te necesito, lo grito,

puedo hacerlo,

ya no figuras en mi agenda,

el dolor ha sido suficiente refugio

para aprender

a ser

quién soy.

He sobrevivido en mi cuerpo

gracias al muro que cercó

las heridas

no salí intacto de nuestro amor,

pero mírame:

he terminado un poema,

y sigo vivo.

Además para seguir indagando un poco más en estas cuestiones he preguntado a Jotasantatecla qué le diría él a los que piensan que este resurgimiento de la poesía en las redes es algo efímero.

Me parece que la poesía en las redes tiene ventajas y desventajas, pero ha venido para quedarse.

Las redes sociales son herramientas de trabajo con las que darse a conocer. Han permitido que las editoriales apuesten por autores noveles, y por consiguiente que la poesía resurja, si es que alguna vez se fue.

Lo único que considero efímero son aquellos que se suman por moda. La poesía se vive o  no es real.

Benjamín Prado dice una frase muy elocuente:

“El éxito no está en que diez mil personas compren ahora un libro, si no que en diez años, una sola persona pregunte por tu libro”.

Al final el medio es lo de menos, lo importante es que se haga de corazón.

 

 

Si te ha gustado esta entrada seguro que te interesa leer: Descubriendo uni “versos” poéticos.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *