Nuevos temas literarios: la intersexualidad

Durante años he pensado que todos los grandes temas literarios ya habían salido a la luz y, en parte, es cierto que temas como la soledad, el desamor, la injusticia social, la redención…ya aparecen en cientos de novelas y seguirán apareciendo. Lo importante no es que una novela trate del desamor si no la mirada del autor@ sobre ese tema y cómo nos lo cuenta ¿no es cierto?

Sin embargo, yo personalmente agradezco encontrarme con una novela que aborda un tema nuevo para mí e interesante. Esto me ha sucedido al toparme por causalidad con ” El chico de oro” de Abigail Tarttelin. Fue leyendo una revista cuando encontré una entrevista a esta escritora inglesa. Abigail es editora de libros, de la revista de moda Phoenix, bloguera en el Huffington Post, actriz y presidenta del festival Taxi Rider.

Podéis verla a ella misma en este vídeo explicando en español el argumento de su libro, haz click aquí.

La autora ha sorprendido con esta novela que trata del tema de la intersexualidad de un adolescente de una manera rotunda pero, a la vez delicada, y plantea reflexiones sobre la manera que tenemos de concebir lo masculino y lo femenino y de poner etiquetas sobre ellos nada más nacer.

Su intención ha dicho “es plantear el debate sobre la posibilidad de elegir sexo” e insiste en que le la sociedad actual, guiada por Facebook seguimos siendo esclavos de los tabúes.

Decidió que quería escribir sobre este tema ya que lo conocía bien. El periodo de la adolescencia, un periodo de vital importancia en el que todo puede desviarse a un mal camino de manera demasiado fácil, y en el todos por un motivo u otro, nos sentimos diferentes.

En la novela asistimos además al desmoronamiento de una familia “perfecta” ya que cuando el hecho de la intersexualidad de Max se hace más evidente, debido a un hecho concreto que no voy a contar para no hacer spoiler, esto mueve los cimientos y las conciencias de ambos progenitores con respecto a decisiones tomadas y no tomadas, con respecto a actitudes, a charlas que nunca tuvieron lugar, a silencios…y todo ello les acaba afectando a todos de un modo u otro.

El origen de “El chico de oro” publicada por Ediciones B en España, está en la película argentina “XXY“, de Lucía Puenzo, que trataba el tema de la intersexualidad, (término que la autora prefiere al de hermafroditismo)

“Me pareció interesante reflexionar sobre las ideas preconcebidas que tenemos sobre los géneros y quise reflejar que realmente no es así, porque hay mujeres que son grandes ejecutivas que parece que tengan un rol más masculino u hombres que no responden a los clichés masculinos”, explica.

En mi opinión no es una novela dirigida a adolescentes únicamente, no hay que caer en ese error fácil al estar protagonizada por un  Max de 16 años. Es una novela que interesa a un adulto también porque está narrada con una sensibilidad extrema y de una manera interesante. Me ha encantado la lectura y he empatizado con Max.

Dice Abigail que aunque no conocía a ningún intersexual antes de comenzar el libro, tras su publicación muchos le han agradecido el libro.

Abigail
Abigail

“He recibido respuestas de lectores adultos, padres de hijos diferentes, cartas de madres que se encontraban en situaciones parecidas y que se identifican a partir de la seis voces que narran la historia, cada una desde su perspectiva.

Abigail se esforzó mucho en la fase de documentación de la novela e investigó el aspecto médico de la intersexualidad, para no caer en errores. Su conclusión al respecto es que hay opiniones controvertidas entre la comunidad médica ya que por ejemplo en el Reino Unido se opta por operar de niños a los intersexuales mientras que en Estados Unidos lo hacen en la infancia.

Queda sobre la mesa el debate sobre si operar en la infancia o cuando aún son demasiado niños como saber cual va a ser su orientación o su preferencia al respecto. Al decidir por ellos se está atentando contra los derechos humanos de esas personas.

También habla sobre la influencia de la redes sociales ya que han supuesto un avance positivo en este sentido ya que las personas con estos problemas de identidad pueden encontrar en internet una salida a su aislamiento. Sabemos que hay muchas personas que viven en países aislados, en núcleos más “atrasados” con respecto a pensamiento social.

La visibilidad en los medios ha venido de manos de algunas modelos e influencers y esto es algo que siempre es positivo ya que es abrir una puerta a una realidad que está ahí. La autora considera que las redes sociales han supuesto un avance para las personas con diferencias de identidad, que “pueden encontrar en internet una salida al aislamiento que tradicionalmente sufrían, especialmente en los pueblos pequeños”.

Tenemos ejemplos como la modelo belga Hanne Gaby si quieres conocer bien su historia no te pierdas este artículo de La Vanguardia, haz click aquí.

Hanne
Hanne

“Es muy importante para mí que en este momento de mi vida se rompan los tabús. En este punto, en esta época, debería ser perfectamente normal hablar de la intersexualidad”, dijo Odiele este lunes al periódico USA Today.

Y, también buenas noticias con respecto a la “normalización ” en la sociedad de cientos de personas ya que por , Alemania ha roto las barreras a nivel legislativo en cuestión de construcción de género. Desde noviembre de 2017, por primera vez en Europa no existirá solo el sexo masculino y femenino si no también el “indeterminado“. Con esta medida pretenden evitar que los padres se sientan obligados a registrar a un bebé bajo las casillas de hombre o mujer para los casos en el que esta cuestión es “ambigua”. En Alemania nacen al año 400 bebés intersexuales.

Termino con una fragmento de la novela que corresponde al protagonista a Max:

“No es culpa mía que yo sea intersexual, y no es culpa del bebé el modo en que ha ido todo. Es solo algo distinto. Soy yo y nada más”.

Y, todo esto en una novela…

Si te ha gustado esta entrada te gustará leer Hablando de tabúes: la alopecia femenina.

 

 

(Visited 3 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *