Leer como forma de evasión

¿Qué es para ti leer? Una pregunta tan sencilla como esta se puede convertir en algo complejo para un amante de la lectura como yo ya que implica un ejercicio de introspección.

Cuando empiezo a pensar en la respuesta, lo primero que se me ocurre es “evasión” porque es cierto que mientras que estás en otros mundos no estás en este así que es un modo de huir de una realidad que a veces me gusta y a veces no.

Si quiero hilar más fino me pregunto por qué leer me hace sentir tan bien. Sé que para mí es casi una droga en el mismo sentido de que no salgo de casa sin tomarme un café porque te aseguro que no funciono igual sin ese café durante la mañana. Pues con la lectura me pasa algo parecido: si un día no leo, lo noto. Es como si me faltara algo.

A mí me gusta estar con un pie dentro del mundo y con otro fuera así que tener la historia de otra persona entre las manos me hace sentir completa. Es como solo por el hecho de llevar ese libro conmigo, ese mundo, todo estuviera en su sitio.

La literatura para mí es un sitio donde estar pero sobre todo un sitio al que siempre puedo volver y eso es lo mismo que tener un hogar.

Para mí la lectura engloba más cosas que el hecho de leer. Empieza en mis estanterías, con todos mis libros amados, muchos firmados, otros regalados, alguno repetido. Continúa con mis listas de libros pendientes, y con aquellos que sé que cogeré en la biblioteca, o con el que me ha dejado una amiga o con una recomendación del programa Página dos.

Y, otra cosa que me encanta es que no termina nunca porque leer es una pasión que solo puede ir a más, que te enriquece y te hace más curioso a medida que continuas leyendo y eso es lo bueno,

que leer , como París, según Vila-Matas, no se acaba nunca.

 

Me entra la curiosidad por saber qué es leer para otras personas y por eso, en esta ocasión, le he pedido a mi amiga Cristina Salán que me responda a la pregunta.

 

Cristina
Cristina

Cuando algún ingenuo me pregunta lo que significan para mí la lectura y la literatura nunca sé cómo responderles; quizás lo mejor fuera decirles que es mi pasión, mi amor incondicional, el mejor pasatiempo que he encontrado en años; pero la verdad, es que no es ninguna de esas cosas. No sé definir lo que significa la lectura en mi vida, pero si sé definir lo que significaría mi vida sin ella y la no lectura no es una opción. Una no lee por hábito o por capricho, una no lee porque disfrute, por gusto, porque se sienta más viva;

una lee por pura necesidad, porque la angustia de no leer es corrosiva y aterra, porque no leer es el vacío, y el vacío ya se sabe, es la muerte.

Siempre me han hecho gracia las personas que no leen porque dicen que no tienen tiempo. Primero dedicamos nuestro tiempo a los juegos luego a los estudios, al trabajo, a los amigos y a los viajes, a las entregas de proyectos que se terminan de noche y más adelante a los niños y con ellos el tiempo se esfuma para siempre o al menos para los siguientes veinte años. A mí me sigue pareciendo todo un poco relativo, porque señores, para comer y respirar una siempre encuentra tiempo, cómo no encontrarlo entonces para leer.

La lectura es escapada, sueño, respiro, descanso, candor y batalla. La lectura encierra otras vidas, muchas vidas, todas las vidas; encierra calma, fantasía, terror y quimeras. La lectura es el sosiego de la soledad; la eternidad del hombre, su camino y su parada.

La lectura, mi lectura, mi escapada, mi sueño, mi Beatriz, mi Julieta, mi Dante, mi Romeo; la lluvia que inundó Macondo, el olvido que anegó Comala, las historias de amor que Emma y Anna no vivieron. Los veinte años de Ulises lejos de Ítaca, los gigantes molinos de viento.

Si al cruzar el Aqueronte el barquero me diera a elegir, la entrada al infierno no la pagaría con una moneda de plata sino con un libro, para pasarme toda la eternidad soñando con poder robárselo y así, continuar leyendo.

 

Si te ha gustado este entrada deberías leer Yo, o por qué escribir es una forma de estar en el mundo.

(Visited 1 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *