Hablando de tabúes: La alopecia femenina

Al hilo de los tabúes de los que empecé a contaros en mi post sobre porqué decidí escribir sobre el “arrepentimiento de haber sido madre” hoy quiero llamar la atención sobre otro tabú en la sociedad que afecta especialmente a las mujeres: la pérdida total del cabello.

La perdida del cabello es algo comúnmente aceptado en nuestra sociedad, incluso hay hombres calvos que consideramos muy atractivos, por ejemplo, Bruce Willis, y algún otro que tendrás en mente en estos momentos, pero ¿qué sucede si quien no tiene cabello es una mujer? La respuesta se vuelve más complicada y dudo mucho que a nadie le venga a la cabeza la imagen de una guapa actriz calva, porque haberlas, no las hay. Seamos claros:

hay una clara diferencia de aceptación social si la alopecia afecta a un hombre o a una mujer.

La alopecia areata es una enfermedad que afecta los folículos pilosos. En el caso de la mayoría de las personas, el pelo se les cae a mechones, dejando áreas sin pelo del tamaño de mechones pequeños y redondos. Otras personas pueden perder más pelo. Rara vez, la enfermedad causa la pérdida total del pelo o del vello en el cuerpo.

Existe la posibilidad de que el pelo le crezca de nuevo, pero también es posible que se le vuelva a caer. Tal vez se le caiga más pelo, pero también es posible que la pérdida del pelo se detenga por completo.

Lo más difícil de tener de esta enfermedad es no saber qué pasará.

Si no hubiese escrito mi relato sobre una madre arrepentida, sin duda, hubiera escogido este tema ya que tengo una amiga, Maripaz, que vive con ello y he decidido preguntarle para que comparta con nosotros su vivencias al respecto.

Maripaz Leiva, 46 años y madre de dos hijas hace unos años que perdió el cabello y, no le ha vuelto a crecer.

Maripaz Leiva
Maripaz Leiva

-Maripaz, ¿cómo fue el proceso de la pérdida del cabello, fue algo que se produjo poco a poco?

En mi caso, Sonia, fue una pérdida lenta, en unos dos años perdí todo el pelo, de la cabeza y cuerpo

-¿Qué soluciones te ofrecieron los médicos?

Todos  ofrecieron cortisona, algunos inyectables otros oral, así como minoxidil, biotina, y acelerantes de la melanina.

La Alopecia es una enfermedad autoinmune, en que el folículo piloso es atacado por el sistema inmunitario, lo que provoca la caída del pelo en forma de círculos tanto en el cuero cabelludo como en el cuerpo.

Desgraciadamente, no existe hasta ahora cura alguna. A veces, el proceso revierte espontáneamente y se reinicia el repoblamiento

-¿Cómo viviste el darte cuenta de que posiblemente no te iba a volver a crecer el cabello?

Lloré, lloré mucho pero tras un tiempo de duelo, decidí que esto no iba afectar más mi vida. Tenía que tenía aceptarlo, y conseguir que este defecto se convirtiera en mi mayor atractivo.

-¿Al principio llevaste peluca?

He llevado peluca dos veces, dos días

-Y, ¿cuándo decidiste no volver a ponértela?

La peluca, se mueve, te suda la cabeza, me quitaba espontaneidad, libertad, y ambos rasgos son parte de mi idiosincrasia.

-Y, ¿cómo ha sido tu vida a partir de entonces?

Ha sido un camino de autoconocimiento personal y social. Pero no ha sido un camino ni recto ni fácil, he ido probando diferentes maneras de presentarme al resto y a mi misma. He llevado muchos años pañuelo ocultando mi cabeza calva, para no llamar la atención y tener un aspecto más normalizado e intentar que no afecte mi vida laboral. Esa ha sido siempre mi mayor preocupación.

Cuando consideré que mi calvicie no iba a influir en mis relaciones laborales, me destapé, y salvo que el frío me lo impida, ahora llevo mi cabeza descubierta.

-¿Cómo han sido las reacciones de tu familia, amigos?

Mis padres son quienes lo han sufrido más, quizás por su edad y los prejuicios que saben que existen, ellos desean que tenga una vida fácil, y saben que tener la frente tan despejada no me facilita la vida. Mis hermanos y amigos lo tienen asumido, algunas personas que hoy son mis amigos quisieron conocerme por que mi aspecto es diferente, otros se han mantenido a lo largo de los cambios

-Y ¿cómo afectó esto a la vida diaria de una mujer, para ir a una entrevista de trabajo, para tener una cita con un hombre?

Tal como he dicho anteriormente, no ha sido un camino recto, ha habido altibajos, pruebas y errores, pero he aprendido.

Aunque nunca nadie me lo ha confirmado, imagino que tener una foto con mi cabecita pelada en Linkedin no debe ayudar a ser seleccionada como secretaria o assistant de dirección. O no poner foto en el perfil de Infojobs para evitar prejuicios.  También es posible que se confunda tu condición con la alopecia derivada a un tratamiento de quimioterapia y te descarten por imaginar que sufro una enfermedad que merma mi productividad laboral.

Sucede algo parecido con los hombres. Una vez vuelves a sentirte atractiva con tu nuevo look te das cuenta que hay muchos hombres a los que no les gusta tu aspecto, otros tienen miedo a preguntar si estás enferma, les da mucho respeto llevar al lado a una mujer tan alternativamente llamativa, a otros les das mucho morbo. En resumen para gustos los colores.

-Existen grupos como “Baldies“  en Inglaterra y en USA que son organizados para ayudar a las mujeres con este problema. ¿Qué tipo de apoyo ofrecen?

Desde normalización y apoyo a las afectadas a servicios de consultoría capilar (pelucas, postizos, microblanding) y legal       (desgraciadamente existe discriminación por calvicie femenina) organización de eventos e información sobre tratamientos su efectividad y efectos secundarios, listado de médicos etc, u otras actividades tales como yoga y meditación, talleres de maquillaje, aprender a ponerte pañuelos, en suma soluciones  que ayudan a aceptar este cambio.

-¿Hay algún grupo en España?

Actualmente en España no existe todavía una asociación de  estas características. La alopecia en España, sobre todo en las mujeres, es un tabú, y la gran mayoría viven escondidas. Junto con otras “pelonas” es así como nos gusta llamarnos,

estamos dando los primeros pasos para fundar “A Pelo & Co” una asociación sin ánimo de lucro que quiere seguir los pasos de sus hermanas en USA;

Gran Bretaña o Alemania, e incluso como Alopecia & Amici en Italia, liderada por Claudia Cassia, que está logrando que la enfermedad sea considerada como enfermedad y sus afectados, puedan recibir las mismas ayudas que otros enfermos, banco de pelucas, apoyo psicológico por parte de los Seguridad Social Italiana, y sobre todo NO a la discriminación laboral.

-¿Tienes contactos con otros mujeres con alopecia? ¿Cómo lo viven ellas?

A lo largo de estos años me han contactado en su mayoría mujeres afectadas por diversos grados de Alopecia Areata. En general su vivencia es triste, solitaria y distanciadas de la sociedad, probando mil terapias médicas y alternativas para recuperar su pelo, algunas de ellas sólo buscan embolsarse el dinero de esta gente muy desesperada, esto me llevó a querer crear una asociación en la que a través de la visualización en los medios de comunicación, la convivencia mediante actividades de ocio, o grupos de apoyo, donde poder hablar con mujeres que han superado esta condición y les den trucos para sentirse mejor con su nueva imagen.

-¿Qué crees que se podría hacer para concienciar a la sociedad de este problema y para que dejemos de ser tan exigente con la imagen que la mujer proyecta?

Creo que las mujeres deberíamos apoyarnos unas  a otras, ya que, y siento muchísimo decir esto, somos nuestras principales detractoras.

También creo que deberíamos educar a nuestros pequeños en el apoyo y admiración hacia la diferencia, porque, querramos o no, todos somos seres individuales, especiales y diferenciados. Educar en la mediocridad, y vivir en ella entorpece la aceptación de los individuos.Educar también a nuestros amigos y seres cercanos de manera asertiva en la aceptación de las personas que físicamente no cumplen estándares establecidos por la publicidad. A fin de cuentas estamos  muy manipulados.

-¿Que le recomendarías a una mujer que empieza a tener este afectación?

Ante todo visitar a un dermatólogo que conozca la enfermedad, no dejar que vaya a más, aunque, a veces, esto es inevitable.

Buscar en Internet grupos de apoyo, para normalizar de alguna manera la situación, dedicar un tiempo en encontrar un look que las haga sentir femeninas, es importante sentirse bien, y dedicar más tiempo en conocer tus debilidades y fortalezas para lograr salir a la  calle con una excelente actitud y enfrentarse a las miradas y comentarios con seguridad y asertividad.

Nadie dijo que vivir con alopecia fuera fácil, pero es un gran aprendizaje personal y a la larga social.

¡Deseo que en proyecto par ala creación de este grupo de apoyo salga a delante!

Y a vosotros os pregunto: si tuvieras que escribir sobre un tabú ¿cual sería?

 

Si quieres leer mi entrada sobre el arrepentimiento por haber sido madre haz clic aquí:

sonia-rico.com/escribi-una-madrearrepentida/

 

(Visited 3 times, 1 visits today)

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *